Actualidad
Autor: Diario Lechero.cl , 14 de noviembre de 2021

Informe del USDA destaca fortaleza del consumo doméstico de productos lácteos en Chile y ve presión a la producción interna a raíz de la sequía

Compartir

Durante los últimos 12 meses, la sequía limitó los forrajes para el pastoreo y, por lo tanto, la producción de leche.

La red de información global de agricultura (GAIN, por sus siglas en inglés) dependiente del Departamento  de Agricultura de los Estados Unidos (USDA-FAS) ha publicado un nuevo reporte sobre el mercado de la leche en Chile, con fecha octubre de 2021.

El informe ha sido extractado y traducido por el OCLA en base a los antecedentes de GAIN Report, y entre sus puntos principales se destaca lo siguiente:

Durante los últimos 12 meses, la sequía limitó los forrajes para el pastoreo y , por lo tanto, la producción de leche. En 2021, la recepción de leche se mantiene estable. Sin embargo, la demanda interna de productos lácteos sigue siendo fuerte, lo que elevó las importaciones totales en 2021.

El reporte destaca que Estados Unidos (EE.UU) es el principal proveedor de productos lácteos de Chile con una participación de mercado del 21,6 %.

Para 2022, se estima que la producción de leche en polvo entera (LPE) aumentará en un 10,8 % para llegar a 72.000 toneladas métricas (TM).  Las importaciones también aumentarán a 9.000 TM para cubrir el consumo interno.

PRODUCCIÓN  

De enero a julio de 2021, los precios al productor fueron relativamente altos en comparación con 2020, debido a la intensificación de la competencia entre las empresas procesadoras de lácteos, que están tratando de atraer productores. Se espera que los precios se mantengan fuertes durante 2021 y principios de 2022.

Sin embargo, advierte que cuando la disponibilidad de forraje es baja, los productores complementan con concentrados y reservas; sin embargo, ahora los precios de los suplementos también están aumentando, elevando los costos de producción y presionando la producción hacia abajo.

Como se mencionó, la demanda interna por productos lácteos importados sigue siendo fuerte (+35,8 %). En 2021 (datos de enero a julio), la producción de productos de alto valor agregado como queso, requesón, yogur y leche en polvo descremada (LPD) aumentó. Hay 31 plantas de procesamiento de lácteos importantes en Chile (la mayoría en las regiones de Los Lagos y Los Ríos), y siete de ellas producen leche en polvo.

Las tres plantas de procesamiento más grandes procesan el 49,4 % de la producción chilena. Además, existen 111 pequeñas plantas procesadoras de lácteos que procesan alrededor de 181 millones de litros de leche al año y que producen principalmente leche fluida y queso.

En septiembre de 2021, la empresa neozelandesa Fonterra anunció sus planes de vender todos los activos en Chile y centrarse en Nueva Zelanda. Fonterra posee actualmente el 99,89 % de las acciones de Soprole y Prolesur, y es el segundo productor lácteo más grande de Chile, procesando más del 20 % de la producción de leche chilena. Según fuentes de la empresa, el proceso podría tardar hasta dos años y no debería afectar las operaciones regulares de la empresa.

En cuanto al comercio, en 2021 (datos de enero a julio), las importaciones de productos lácteos de Chile aumentaron un 35,8 % en valor. Argentina es el segundo proveedor más grande con una participación de mercado del 19,8 %, luego de EE.UU. y Nueva Zelanda es el tercero con una participación de mercado del 15,2 %.

Las importaciones aumentaron durante la pandemia debido a la fuerte demanda de los consumidores y de la industria procesadora, que no pudo satisfacerse en su totalidad con la producción nacional.

LECHE EN POLVO ENTERA

Siete plantas procesadoras de lácteos en Chile producen LPE y la producción se vende principalmente en el mercado nacional. De enero a julio de 2021, la producción totalizó 28.669, una disminución del 13,2 % con respecto al mismo período en 2020. El total para el 2020 fue 72.679 TM.

Para 2021, se estima que la producción de LPE alcanzará las 65.000 TM, lo cual significa una reducción del 11 % debido al aumento de los costos de producción: costos laborales, gas y precios de la leche han subido. En 2022, se estima que la producción aumentará en un 10,8 % y alcanzará las 72.000 TM a medida que la economía se recupere por la disminución de las restricciones pandémicas.

CONSUMO INTERNO

En cuanto al consumo, para el 2021 se espera un cierre de un 4% por encima del 2020, en 78.000 TM. La demanda de productos lácteos es inelástica y se mantuvo fuerte durante la pandemia de COVID-19. Para 2022 las proyecciones indican un consumo interno de 79.000 TM, luego de la recuperación de la economía chilena y la reapertura del servicio de alimentos.

En cuanto al comercio. Se estima que las importaciones chilenas de LPE disminuirán en un 11 % hasta 8.000 TM en 2021, pero se recuperarán a 9.000 TM en 2022 para satisfacer la demanda nacional de lácteos. Hasta ahora (ene-jul 21), las importaciones están un 30% abajo respecto al mismo periodo de 2020, debido a las fluctuaciones monetarias.

En 2021, el principal proveedor de LPE fue Uruguay, seguido de Nueva Zelanda y Argentina. Se espera que las exportaciones chilenas de LPE disminuyan a 1.000 TM en 2021 debido a la disminución en la producción (actualmente están un 74% abajo). Pero para 2022, se proyecta que los envíos aumentarán a 2.000 TM a medida que la producción se recupere y la demanda de exportaciones de los países latinoamericanos continúe mejorando.

Cuba, Bolivia y Colombia son los principales destinos. China fue el principal destino de mercado en 2019 y 2020, pero en 2021 no hubo exportaciones a ese mercado.

En 2020 y el comienzo de 2021, las existencias en general aumentaron debido a retrasos logísticos y de envío que se originaron por la pandemia de COVID-19. A medida que se normaliza la situación, se estima que las existencias de LPE disminuirán de 7.000 a 1.000 TM y se mantendrán así en 2022.

LECHE EN POLVO DESCREMADA

La producción de LPD de Chile totalizó 14.133 TM en 2020. De enero a julio de 2021, la producción llegó a 6.014 TM, se espera que al finalizar el año sean unas 16.000 TM (+13,2 %). Las proyecciones para el próximo año llegan a 17.000 TM. La demanda de LPD de las empresas procesadoras chilenas en 2020 ascendió a 25.000 TM. En 2021, se espera aumento a 26.000 y para el siguiente año otras 1.000TM más, a medida que la economía se recupere.

Las empresas de procesamiento de lácteos utilizan LPD para producir una variedad de productos que incluyen yogur, postres, helados y chocolate. Con respecto al comercio internacional, en 2021 se estima que las importaciones chilenas de LPD disminuirán en un 26,7%, a 10.000 TM.

En 2022, se espera que se mantengan estables. EE.UU. es el principal proveedor . En contraste, las exportaciones de LPD en lo que va del año se incrementaron un 55,8%. Brasil es el principal destino. Chile no mantiene grandes existencias de LPD, excepto en 2020 y 2021 debido a retrasos logísticos en el transporte y en los envíos que se originaron a partir de la pandemia de COVID 19.

POLÍTICA:

Actualización de la ley de etiquetado de productos lácteos. El 2 de noviembre de 2019, el gobierno de Chile aprobó la Ley 21.176 que establece normas para la fabricación, nomenclatura y etiquetado de productos lácteos o derivados de la leche, de acuerdo a los diferentes tratamientos. Incluye el requisito de especificar el origen de la leche cruda (banderas) utilizada para fabricar el producto. La implementación de la Ley estaba programada para el 2 de agosto de 2020, pero se pospuso debido a que el reglamento de implementación sigue incompleto por parte del Ministerio de Salud.

Fuente: Traducido por el OCLA en base a GAIN Report USDA-FAS

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
Diario Lechero

Powered by Global Channel