Columna de Opinión
Autor: Diario Lechero.cl , 3 de enero de 2021

Los lácteos y su aporte para mitigar la deficiencia en vitamina D

Compartir

Un reciente estudio nacional mostró que más del 78% de los niños de tres importantes regiones presentan bajos niveles de vitamina D, la cual es crucial para mantener el sistema inmunológico.

Hace algunas semanas se revelaron los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Chile, Universidad Católica y Universidad Finis Terrae, y con el aporte de Nestlé Chile, denominado “Determinación de vitaminas y minerales en niños chilenos entre 4-14 años de edad”. 

En el estudio se encuestaron y tomaron muestras a 1.235 preescolares y escolares de 4 a 14 años de Santiago, Concepción y Antofagasta. Los resultados indicaron que más del 75% de los niños de la capital, así como el 84% y el 78% de las segundas localidades respectivamente, presentan un preocupante déficit de vitamina D, la cual tiene un rol muy importante en mantener nuestro sistema inmune. Los valores recomendados para niños, según el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos se encuentran en la Tabla 1.

Etapa de la vidaCantidad recomendada
Bebés hasta los 12 meses de edad10 mcg (400 UI)
Niños de 1 a 13 años de edad15 mcg (600 UI)
Adolescentes de 14 a 18 años de edad15 mcg (600 UI)
Adultos de 19 a 70 años de edad15 mcg (600 UI)
Adultos mayores de 71 años de edad20 mcg (800 UI)
Mujeres embarazadas y en período de lactancia15 mcg (600 UI)

Tabla 1. Requerimiento promedio diario de vitamina D, en microgramos (mcg) y en unidades internacionales (UI). 

Fuente: Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos.

 

El descubrimiento no es nuevo. De hecho, parte de los investigadores de este estudio, en el 2015 habían publicado una revisión bibliográfica sobre el estatus nutricional en niños entre 4 y 14 años. Una de las conclusiones de dicha publicación es que Chile es uno de los países con mayores déficits descritos en la literatura internacional para este rango de edad, principalmente, debido a una malnutrición temprana. 

Las causas pueden tener que ver con los hábitos alimentarios en términos de una baja ingesta de alimentos ricos en vitamina D, y además baja actividad física al aire libre, relacionada con la vida sedentaria y el largo confinamiento debido a la pandemia. Esta situación de pocas horas frente a la luz solar tiene relación con la dependencia en el ciclo de la vitamina D. 

Además de analizar los niveles de vitamina D, también se evaluó el estado de otras vitaminas y minerales esenciales para el desarrollo y crecimiento de los niños, como los son las vitaminas B12, E y A, así como el hierro, zinc, cobre y calcio, encontrándose también en niveles bajos respecto a lo recomendado. Todas estas deficiencias impiden el normal desarrollo de los niños y pueden afectar su salud en la adultez. Finalmente, el estudio destacó que la población estudiada presenta altos niveles de sobrepeso y obesidad.

A raíz de esta preocupante situación, los lácteos surgen como una muy buena opción para mitigar esta grave deficiencia en la población infantil chilena, debido a su importante aporte de nutrientes y calidad nutricional.

La leche es uno de los alimentos más completos, y aun cuando siempre se resalta su aporte en calcio que es indispensable a lo largo de toda nuestra vida, es bueno recordar que además está aportando en promedio 87% de agua, 4,2% de lactosa, 3,5% proteína, 4% de grasa y 0,8% minerales, destacando dentro de los micronutrientes los niveles de magnesio, selenio, yodo y 0,1 % de vitaminas como riboflavina, vitamina A, folato y, por supuesto, vitamina D.

En otros países como Estados Unidos, se tomó la decisión de fortificar la leche con vitamina D, y es así que casi todo el suministro de leche de los Estados Unidos está fortificado con 400 unidades internacionales (UI) de vitamina D por litro, para asegurar la dosis diaria recomendada para niños. 

Sobre la base de los resultados del estudio dado a conocer, las autoridades de salud nacionales debieran evaluar el ejemplo de Estados Unidos y la industria chilena podría enfrentar este problema y convertirlo en una oportunidad de mercado.

 

Autor: Nicolás Pizarro-Aránguiz, Médico Veterinario, Doctor en Ciencias Silvoagropecuarias, investigador en inocuidad alimentaria, Área Nacional Alimentos del Futuro, INIA Remehue.

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
Diario Lechero

Powered by Global Channel